Naucrates

Noticias y comentarios sobre Astronomía (y otras cosas remotamente relacionadas)

08 agosto 2004

Luna azul

Cuando se dice que algo pasa “una vez cada Luna azul” es que se trata de algo bastante raro e infrecuente. Este dicho tiene, en cierto sentido, un significado astronómico. El pasado domingo tuvo lugar un curioso fenómeno relativo a nuestro satélite natural: por segunda vez en un mismo mes hubo Luna llena (la primera tuvo lugar el día 2). Teniendo en cuenta que los novilunios se separan por periodos de algo más de 29 días -llamados “ciclos sinódicos”- el hecho de que dos Lunas llenas “encajen” en meses naturales de, como mucho, 31 días, es bastante excepcional. Esta segunda Luna llena, llamada “Luna azul”, tuvo lugar por última vez en noviembre de 2001; y no volverá a ocurrir hasta junio de 2007. A pesar del sugestivo nombre, la Luna no cambia de color; el término procede de una errata publicada en un almanaque estadounidense de 1937; que caló entre el vocabulario común e incluso dentro de la terminología científica.
A pesar de la creencia popular, la Luna no ejerce ningún efecto significativo en nuestra fisiología o comportamiento. Si bien los ciclos vitales de muchos animales están sincronizados con las fases lunares, no es cierto, como tantas veces se dice, que nazcan más niños durante la Luna llena, ni que haya más crímenes, accidentes o suicidios. Tampoco se ha demostrado que ejerza ninguna influencia sobre el crecimiento de los cultivos, y de nada sirve cortarse el pelo o las uñas en cuarto menguante: crecerán al mismo ritmo después. A veces, la tradición y las leyendas populares carecen de un sustrato racional; pese a lo cual seguimos creyéndolas sin vacilar.

01 agosto 2004

Supernova

El astrónomo aficionado brasileño Cristovão Jacques acaba de descubrir una nueva supernova en una lejana galaxia espiral llamada ESO184-G75. El descubrimiento de este tipo de fenómenos era un acontecimiento excepcional hasta hace pocos años; pero la difusión de la moderna tecnología óptica y electrónica entre todos los observatorios del mundo ha aumentado su frecuencia, de forma que actualmente se descubren varias todos los meses; siendo algo incluso asequible para aficionados bien equipados. En 1993, el aficionado lucense Francisco García descubrió la famosa supernova SN1993J, una de las más brillantes descubiertas en los últimos tiempos. La noticia llegó a ser portada de la revista Time.
Pero ¿qué son las supernovas? Ciertos tipos de estrellas muy masivas concluyen su existencia de forma espectacular, con una explosión en la que se liberan enormes cantidades de materia y energía. Cuando en una galaxia explota una supernova, su brillo puede superar al de las cientos de miles de restantes estrellas en conjunto. La materia que liberan forma después una nube gaseosa que se esparce lentamente, formando una nebulosa. En 1054, por ejemplo, los astrónomos chinos observaron una gran supernova, cuyos restos forman hoy la Nebulosa del Cangrejo. Estos acontecimientos tienen lugar, en promedio, una vez cada dos siglos en una galaxia; pero no hay constancia de que hayan ocurrido recientemente cerca de la Tierra. Existe la hipótesis, sin embargo, de que algunas grandes extinciones de organismos en tiempos remotos se debieron a la intensa radiación emitida desde una supernova cercana.